//
estás leyendo...
Libros

Reír no es divertido

Ni aunque te estén contando una broma infinita reír es una actividad divertida. Eso es lo que le debió suceder a David Foster Wallace cuando se embarcó en un crucero de lujo por el mar Caribe para escribir Algo supuestamente divertido que nunca volveré a hacer. Lo que en un principio prometía ser el paraíso, se convirtió en un infierno sobre el mar.

Foster Wallace destroza a la clase media-alta estadounidense haciendo uso de una prosa ágil y un estilo que recuerda al periodismo gonzo, ambos acompañados – como no podía ser de otra manera – de un humor delirante capaz de sacarte una sonrisa en el momento menos esperado.

David Foster Wallace (1962-2008). (Gary Hannabarger / Corbis)

David Foster Wallace (1962-2008). (Gary Hannabarger / Corbis)

Leer a Foster Wallace es observar la disección de un momento con el fin de mostrar su lado más absurdo, y eso, en un crucero de lujo por el mar Caribe, resulta fácil si sabes cómo mirar. Por si fuera poco, se excede en el uso del pie de página para caricaturizar la situación de forma más amplia y dotar al reportaje de un elegante toque de humor.

David Foster Wallace estuvo con depresión veinte de los cuarenta y algo años que vivió. Se ahorcó tras dejar de medicarse durante un periodo de tiempo y descubrir a la vuelta que los medicamentos ya no le hacían efecto. ¿Cuesta imaginar que  alguien así haya podido escribir un libro tan cómico? No lo creo; quizá la respuesta esté en que a él no le hacía la menor gracia observar el mundo tal y como es.

Anuncios

Acerca de Diego DZ

Madrid, 1988. Físico. En mis ratos libres corro y leo, también escalo y escribo.

Comentarios

5 comentarios en “Reír no es divertido

  1. Es curioso ya que publiqué hace poco en Calle del Orco un encuentro sobre Foster Wallace en el que dice:
    “Y es esto, creo yo, lo que hace que el ingenio de Kafka sea inaccesible para unos niños a quienes nuestra cultura ha educado para que vean las bromas como entretenimiento y el entretenimiento como algo reconfortante.”
    Uno de los engaños de nuestra sociedad consiste en creer que reír es algo que solamente se puede hacer cuando se está feliz, entre amigos, en el club de la comedia o con una cerveza en la mano. Kafka tampoco tuvo una vida muy feliz y te partes con él.
    Sería más propenso a afirmar lo contrario: las personas más “maltratadas” por la vida son aquellas que entrevén con más claridad las contradicciones que ésta conlleva, y son capaces de sacarle lo más cómico. Los grandes sufridores suelen ser resistentes y “hablan siempre en términos de vida, y no de muerte”.
    Podríamos imaginar un mundo en el que tu título “reír no es divertido” no fuera contradictorio.
    Pirandello, autor de un ensayo sobre el “humor”, y de obras hilarantes, vivió toda su vida atormentado por la locura de su esposa. En otro registro, Kennedy O’Toole, autor de La Conjura de los necios, también acabó por suicidarse.

    And so on…

    Publicado por calledelorco | 14 junio, 2013, 11:14 AM
    • Leí unas cuentas veces tu encuentro con Foster Wallace antes y después de escribir esta entrada. Estuve reflexionando sobre lo que has comentado y llegué a la misma conclusión aunque diferenciando el tipo de humor. El humor que comparten Foster Wallace y Kafka es un humor sustentado en la visión que tienen de sí mismos con respecto a la sociedad. Ese humor, el inaccesible – según Wallace – para los niños de nuestra sociedad, no es divertido a pesar de que te haga reír, ya que en el fondo está representando lo inadaptado que se siente el autor.

      Muchas gracias por pasarte por aquí para contrastar ideas. Un abrazo.

      Publicado por Diego | 14 junio, 2013, 2:58 PM
  2. Hola Diego, gracias por pasar a mis imágenes; Me gusta la manera sencilla y simple de redactar que acompañan tus posts, fácil de entender (no quiere decir menos profundo)… A decir verdad nunca pensé de la misma manera que ambos retratáis aquí en “reír no es divertido” pero debo admitir que tienen toda la razón del mundo y ahí están “La Divina comedia” o “il diavolo”; la risa y la desgracia van muy bien de la mano…

    Publicado por Carabalí | 24 junio, 2013, 7:13 AM

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Reír no es divertido II | Ruta 142 - 26 noviembre, 2013

  2. Pingback: 10 comentarios sobre La broma infinita | Ruta 142 - 26 diciembre, 2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: