//
estás leyendo...
Fragmentos

Hermann Hesse hablando de tamaños

Hermann Hesse (1877 - 1962)

Hermann Hesse (1877 – 1962)

Hace unas semanas comenté por aquí el extraño caso de un bloguero obsesionado con comprar libros (comprar, no leer). Le definí como un Jonah Falcon de la literatura, más interesado en el tamaño de su biblioteca que en la calidad (sus faltas de ortografía lo verificaban).

Hoy he dado con una cita de Hermann Hesse que resume mi posición acerca de la compra de libros:

No se puede crear una biblioteca por encargo, cada uno tiene que seguir sus necesidades y su amor y adquirir lentamente una colección de libros como adquiere a sus amigos.

Entonces una pequeña colección puede significar un mundo para él.

Hermann Hesse (1877 – 1962)

Anuncios

Acerca de Diego DZ

Madrid, 1988. Físico. En mis ratos libres corro y leo, también escalo y escribo.

Comentarios

13 comentarios en “Hermann Hesse hablando de tamaños

  1. Maravilla de cita… la hago mía. Ahora que la foto, la verdad parece que Hesse esté hablando de cosas mucho menos elevadas que amistad y literatura.

    Publicado por Triste Sina | 18 agosto, 2013, 9:31 PM
  2. 🙂 La foto está escogida… me parece que tiene una expresión de “pillo” que va muy bien con el título.

    Publicado por Diego | 18 agosto, 2013, 9:34 PM
    • Por supuesto, que está escogida… yo he leído siempre, pero me he apoyado desde siempre también a las bibliotecas publicas. Mi vida errabunda me ha hecho tener muy claro desde siempre lo que me es indispensable o lo que no. Libros: los regalos (que me gustan) los publicados por amigos (que algunos hay, pero tienen que gustarme y estar dedicados) y la poesía… podría deshacerme de todos los libros menos de los de poesía. ¿Seré maricón?

      Publicado por Triste Sina | 18 agosto, 2013, 9:48 PM
  3. Hesse fue uno de mis autores de juventud. La cita es fantástica. Me hace pregntarme ¿Seríamos capaces de reducir nuestra biblioteca a una decena de libros que releyéramos una y otra vez? Si nos vieramos en esa tesitura, creo que sí.

    Publicado por Santiago Pérez | 19 agosto, 2013, 10:31 AM
  4. Maravilloso, después de mucho tiempo sin leer casi nada, regrese a la lectura casi de manera de bulimica, dándome atracones y queriendo devorar todo cuanto tenía enfrente,ahora he empezado a tomarlo con calma ,hay muchas cosas que quiero leer , pero empiezo a ser ordenada y hasta que no concluyo un libro salgo a la búsqueda de otro nuevo.Un abrazo

    Publicado por Shira Shaman | 19 agosto, 2013, 11:55 PM
  5. Vaya!, lo mismo que con la música…un extraño caso de sequía musical/literaria 😉 Me alegro que hayas retomado la lectura (y también la música). Un abrazo y gracias por pasarte por aquí!

    Publicado por Diego | 20 agosto, 2013, 5:42 AM
  6. Me viene a la memoria El Ricote Erudito de Tomás de Iriarte.

    Publicado por Remigio Sol | 20 agosto, 2013, 9:41 AM
    • No lo conocía. Pero sí, es perfecto.

      Hubo un rico en Madrid (y aun dicen que era
      más necio que rico),
      cuya casa magnífica adornaban
      muebles exquisitos.

      «¡Lástima que en vivienda tan preciosa»
      le dijo un amigo,
      «falte una librería!, bello adorno,
      útil y preciso.»

      «Cierto», responde el otro. «¡Que esa idea
      no me haya ocurrido!…
      A tiempo estamos. El salón del Norte
      a este fin destino.

      »Que venga el ebanista, y haga estantes
      capaces, pulidos,
      a toda costa. Luego trataremos
      de comprar los libros.

      »Ya tenemos estantes. Pues, ahora»,
      el buen hombre dijo,
      «¡echarme yo a buscar doce mil tomos!
      ¡No es mal ejercicio!

      »Perderé la chaveta, saldrán caros,
      y es obra de un siglo…
      Pero ¿no era mejor ponerlos todos
      de cartón fingidos?

      »Ya se ve: ¿por qué no? Para estos casos
      tengo yo un pintorcillo
      que escriba buenos rótulos e imite
      pasta y pergamino.

      »¡Manos a la labor!» Libros curiosos
      modernos y antiguos
      mandó pintar, y a más de los impresos,
      varios manuscritos.

      El bendito señor repasó tanto
      sus tomos postizos,
      que aprendiendo los rótulos de muchos,
      se creyó erudito.

      Pues ¿qué más quieren los que sólo estudian
      títulos de libros,
      si con fingirlos de cartón pintado
      les sirven lo mismo?

      Publicado por Diego | 20 agosto, 2013, 9:55 AM
  7. Me gusta ésta conversación sobre los libros. Muchas veces somos ajenos a nuestros deseos, y podemos leer muy poco. No importan las causas pero sucede. Recordar una parte de una poesía, una frase de un libro, un escrito de alguien que admiramos, puede por momentos ser nuestra mejor biblioteca.
    Les copio algo de quien admiro, escritor, poeta, dramaturgo, periodista, abogado. Edad 90 años, plenos de vitalidad…

    ” Se escribe como se hace el amor, sin fines ajenos a la escritura; para tener la felicidad de escribir y ser.
    La vida es breve y el oficio no admite bajos intereses, ni bajas pasiones, ni lucro trepante; ” es ” en sí mismo.

    Se escribe con todo ¿ para qué ? Para nada.

    Para engendrar; como sucede cuando se hace el amor, que es un acto que se premia a sí mismo.”

    Carlos Maggi. ( El tiempo de Fernán Silva Valdés )

    Parte de mi pequeña biblioteca…mi cobijo…

    Publicado por Stella | 22 agosto, 2013, 1:39 PM
  8. Entonces una pequeña colección puede significar un mundo para él.
    Muy cierto.
    Gracias!

    Publicado por Ruben Demirjian | 9 septiembre, 2013, 5:26 AM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: