//
estás leyendo...
Música

El peor disco de la historia del jazz

Corría el año 1969. Chet Baker, el trompetista y vocalista blanco que cautivó al público con su atractivo físico y su particular forma de cantar y tocar, ingresó en el hospital. Sus camellos le habían partido la mandíbula por no pagar la deuda que había contraído con ellos.

Cuando el tiempo curó la herida, Chet decidió entrar en estudio para grabar un álbum que le sacara del agujero económico en el que se había metido por culpa de la heroína.

Bien es sabido que lo que sea hace sin gusto, tiempo y mimo no puede llegar muy lejos. Si se actúa pensando en la recompensa económica, aparte de traicionar a tus oyentes, lo que se crea no podrá llevar el sello imprescindible (y abstracto) del jazz: el sentimiento.  Aquella grabación no fue la excepción que rompió la regla, es más, el álbum que salió del estudio, Albert’s House, está catalogado como el peor disco de la historia del jazz.

Chet Baker (1929 - 1988)

Chet Baker (1929 – 1988)

Si hay algo pésimo en un disco de jazz es que no transmita. Es un estilo (sin tener en cuenta el free-jazz) que agrada al oído. Sin embargo, la escucha de Albert’s House resulta incómoda. El disco está compuesto por temas vacíos, lineales y con poca sonoridad. La trompeta de Chet apenas se escucha y no parece estar empuñada por el que fue seleccionado por Charlie Parker para tocar con él.

Albert’s House no hundió la carrera musical de Chet Baker, que estuvo en activo hasta finales de los ochenta. Por eso, dentro de  un tiempo, cuando se acerque el invierno, dedicaremos unas líneas a la vida de Chet Baker y, por supuesto, hablaremos de su contribución al jazz. De momento nos quedamos con una escucha (sólo una) de Albert’s House.

Anuncios

Acerca de Diego DZ

Madrid, 1988. Físico. En mis ratos libres corro y leo, también escalo y escribo.

Comentarios

8 comentarios en “El peor disco de la historia del jazz

  1. Hace poco vi por segunda vez “Let’s get lost” (el documental sobre su vida, magnífico) y no me puso exactamente en el mejor de los humores. ¡Cuánto talento desperdiciado!

    Publicado por Triste Sina | 29 agosto, 2013, 4:36 PM
  2. Por muy genial que sea uno, la creatividad se puede improvisar hasta un punto. Sino las grandes obras de arte no tendrían tanto valor.

    Publicado por Palabra de Lost | 30 agosto, 2013, 12:13 PM
    • Yo soy más de la opinión de que la creatividad es innata, aunque hay que ejercitarla y, como comentamos el otro día, puede estar sujeta a la inspiración (la cual está ligada al trabajo, estudio…). Vamos, que es la pescadilla que se muerde la cola.

      Publicado por Diego | 1 septiembre, 2013, 9:22 AM
  3. Muy interesante.Nunca hay que traicionar los sentimientos.
    Gracias.

    Publicado por Ruben Demirjian | 1 septiembre, 2013, 2:51 AM
  4. A la Shira se le ha olvidado notificar que su Liebster va también para este blog. Como es fin de y la diferencia horaria no le ayuda y es domingo… me tomo la libertad de hacerlo en su nombre http://shirashaman.wordpress.com/2013/08/31/liebster-award-i/

    Publicado por Triste Sina | 1 septiembre, 2013, 8:36 AM
  5. Muchas Gracias , disculparan mi despiste, en efecto Diego te he otorgado el Liebster Award, Un abrazo a ambos 🙂

    Publicado por Shira Shaman | 1 septiembre, 2013, 6:29 PM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: