//
estás leyendo...
Reflexiones

La gran obsesión bloguera: Visitas y lectores

Stua-Taburete-onda-blanco

Preocupado estaba un bloguero la semana pasada (léase Aventuras y desventuras de Lost en las redes sociales) por no ver ascender el número de visitas en su blog a pesar de haber hecho todo lo posible por conseguir aumentar el tráfico de éste. Al igual que muchos, pensaba que las visitas aumentarían si el contenido mereciese la pena y la paciencia fuese su aliada. Comentaba que esta idea era la responsable de que muchos autores cerrasen sus blogs al no ver cumplidas sus expectativas iniciales.

La entrada de Lost – que comparto casi en su totalidad – me hizo reflexionar sobre las razones por las que se decide abrir un blog. Algunas de ellas son acertadas y otras, en mi opinión, te arrastran al fracaso.

Existen alrededor de 120 millones de blogs en el mundo (en este dato están incluidos los abandonados). Con una cifra tan elevada es correcto pensar que tu blog no va a ser la panacea. Esto se traduce en que el número de lectores mensuales se mantendrá en una media acorde al tiempo de vida del blog, es decir: a más tiempo, más lectores mensuales.  Tener más lectores conforme aumenta el tiempo de vida no significa que tu blog sea más apreciado por el que lo lee, sino que es más popular en las búsquedas por una razón de tiempo o contenido, no de calidad. Ahora bien, si lo que buscas son visitas en vez de lectores, vas bien encaminado celebrando su ascenso, aunque tarde o temprano te darás cuenta de que escribir las entradas en un folio o en la red es básicamente lo mismo.

Claro está que en una cifra tan elevada de blogs habrá un porcentaje (también elevado) que ensucie al resto. Con esto me refiero a que el exceso de información eclipsa a la información. En mi caso, empleo bastante tiempo buscando blogs que merezca la pena leer, encontrando la mayoría de las veces el típico blog-estándar, una mezcla de introspección y sentimentalismo que recuerda más al diario íntimo del quinceañero que a un lugar público en donde se comparte información, reflexiones, reseñas… interesantes para el lector. Creo que es un error entender el concepto de blog como basurero del sentimiento si éste no va acompañado de una clara reflexión que pueda interesar al que lo lee.

Otra razón por la que se suele iniciar un blog y que puede traer a la temida “depresión bloguera”, es pensar que tienes algo interesante que decir (aunque lo tengas). A nadie, salvo excepciones, le interesa lo que vas a escribir. Eres un don nadie en un mundo de 120 millones de don nadies, por lo que tus palabras serán leídas, a no ser que insistas mucho, como las del resto, es decir, por encima. La mayoría de los visitantes pasan la mirada por las entradas buscando algo que ni siquiera ellos saben qué es. No les puede interesar lo que escribes porque tienen que deslizar sus ojos por decenas de entradas más después de la tuya. Iniciar un blog con la idea de que tus palabras van a ser leídas constituye el inicio de su muerte. Los lectores llegarán más tarde que temprano. El ansia por alcanzar la meta acaba con todos los proyectos.

Teatro lleno. Teatro Lara.

Teatro lleno. Teatro Lara.

Me parece que sólo hay una razón acertada por la que iniciar un blog: querer escribir o compartir algo. Entiendo que los lectores son importantes porque escribes para un público, pero no deben ser la razón de la existencia del blog. La razón es querer tenerlo, y el motor, los lectores que tienes (uno, dos, cien…no importa el número). Por lectores entiendo personas que muestran interés por lo que haces, aunque no se materialice en forma de comentario, pues en ocasiones éstos no son más que publicidad de blogueros obsesionados con la visita, no con el lector. Es muy fácil saber quién te sigue y quién no, incluso si permanecen en silencio.

Y si no consigues lectores siempre podrás recurrir a Nietzsche para justificar tu incomprensión:

Algún día se sentirá la necesidad de instituciones en que se viva y se enseñe como yo sé vivir y enseñar; tal vez, incluso, se creen entonces también cátedras especiales dedicadas a la interpretación del Zaratustra. Pero estaría en completa contracción conmigo mismo si ya hoy esperase yo encontrar oídos y manos para mis verdades: que hoy no se me oiga, que hoy no se sepa tomar nada de mí, eso no sólo es comprensible, eso me parece incluso lo justo.

Ecce homo, F. Nietzsche

Anuncios

Acerca de Diego DZ

Madrid, 1988. Físico. En mis ratos libres corro y leo, también escalo y escribo.

Comentarios

34 comentarios en “La gran obsesión bloguera: Visitas y lectores

  1. Coincido contigo en que lo importante son los lectores que tienes y, como siempre digo, proporcionar un contenido de calidad en la medida de tus posibilidades. Que haya 120 millones de blogs también significa que hay 120 millones de intereses diferentes, con lo cual hay camino para viajar sin aburrirse. Saludos.

    Publicado por Santiago Pérez | 7 octubre, 2013, 5:10 PM
    • Claro. No era mi intención llamar a la clausura de determinados blogs. Cada uno tiene sus intereses y los plasma como quiere. Creo que los blogs son una estupenda vía, no sólo para desarrollar la creatividad, sino también para comunicarse y, como dices,viajar sin aburrirse…será por paradas.

      Publicado por Diego | 7 octubre, 2013, 5:23 PM
  2. Amen.

    Publicado por Triste Sina | 7 octubre, 2013, 5:11 PM
  3. Muy apropiada la foto xD

    Publicado por AIM | 7 octubre, 2013, 5:16 PM
  4. Buena reflexión, cada uno tiene sus gustos, a mi ni el de la plañidera quinceañera ni el copia y pega toda noticia que pilla, que para buscar una información siempre tenderás a ir a la fuente más original que puedas, con original me refiero al origen de la noticia.

    Publicado por Dessjuest | 7 octubre, 2013, 5:26 PM
    • Si tuviéramos que hacer una lista de los blog tipo…no acabábamos. La suerte que tenemos es que hay muchos millones donde escoger.

      Publicado por Diego | 7 octubre, 2013, 5:40 PM
      • Y lo peor es que de esos millones la inmensa mayoría carecen de personalidad propia, la mayoría son prescindibles del todo (aunque solo uno es el más prescindible).

        Pero, como decía, lo peor es que descartas todos esos y siguen quedando miles de blogs merecedores de ser leídos, y obviamente no puede ser.

        Publicado por Dessjuest | 7 octubre, 2013, 5:57 PM
      • Ese tema también quería tratarlo, pero al final era rizar demasiado el rizo. Es totalmente cierto lo que dices: es imposible abarcar todos los blogs que merecen ser leídos, por lo que el número de lectores suele tener un límite, más para unos blogs que para otros, claro.
        Se me olvidó comentarte que viendo Breaking Bad me he acordado mucho de tu entrada “Los pechos de Anna Gunn” XD

        Publicado por Diego | 7 octubre, 2013, 6:23 PM
  5. Escribo para mí. Podría tenerlo configurado como privado, pero prefiero compartirlo con quien pase ocasional o frecuentemente. Supongo que muchos comparten su blog por el simple placer de contactar con otras opiniones; sin más pretensiones. Tenía otro blog que cerré hace más de dos años y que recibe más visitas que el actual (los motivos de estas visitas, los expones muy acertadamente); no me importa que esto suceda. El objetivo no es el número ni la cantidad.

    Me gusta leer blogs, especialmente si lo escriben blogueros no profesionales ni gente famosa o conocida y es reconfortante encontrar muchos blogs muy bien escritos y muy interesantes. Por cierto, ¿quién lee blogs? Supongo que la mayoría de lectores son, somos, blogueros.

    Publicado por jcromero | 7 octubre, 2013, 7:43 PM
    • Mi caso es parecido. Tenía otro blog con muchas más visitas que éste, pero no tenía apenas lectores.
      También escribo para mí, aunque me gusta contar cosas o contrastar opiniones. Valoro mucho las reflexiones previas al momento de sentarme a escribir la entrada y también el aprendizaje que suponen muchas de ellas.
      En cuanto a los lectores de blogs, supongo que blogueros. Conozco a pocas personas que sigan blogs de gente no conocida. Una pena.

      Publicado por Diego | 7 octubre, 2013, 8:33 PM
  6. No pretendo nada, soy una de las que forman ése mundo de 120 millones de desconocidos. Me asustó la cantidad. Sabes que todo el Uruguay tiene 3.500.000 aproximadamente de habitantes.
    Con ésas cifras, el tener algunos seguidores, hay que darse por muy contenta.
    Las palabras de Nietzsche son muy exactas, lo que no estoy tan segura, es lo que diría en ésta época. Sería un bloguero, se conformaría si no lo leyeran, cuantos seguidores tendría, lo leerían los jóvenes por el placer de conocer sus enseñanzas o sería un detractor de ésta manera de comunicarnos…..Tengo mis dudas.
    Desde Montevideo te mando un abrazo.
    Hata pronto.

    Publicado por Stella | 7 octubre, 2013, 7:51 PM
    • Muy buenas Stella.
      A mí también me sorprendió la cifra de los 120 millones. Pero ten en cuenta que en esos millones caben todos los blogs abandonados que no han sido cerrados. Al final no son tantos… unos cuantos millones 🙂 Seguro que ronda los habitantes de Uruguay.
      un abrazo!

      Publicado por Diego | 7 octubre, 2013, 8:37 PM
  7. Querido Diego, yo la vi por primera vez en “Deadwood” y la verdad no te llamaba la atención, en “Breaking” es algo fuera de lo común y no me extraña nada que tanta gente vaya buscando información de su balconada 😀

    Publicado por Dessjuest | 8 octubre, 2013, 5:54 AM
  8. Este es el tema recurrente del mundo bloguero. La cuestión es ¿para qué abres un blog? Si tu propósito es tener muchísimas visitas y no lo consigues, en mi opinión te pierdes lo mejor de escribir un blog que es la posibilidad de escribir lo que quieras y como quieras. La satisfacción de tener una idea o un aleteo de idea, sentarte y conseguir plasmarla y luego subirla a la red. Para mí, el mejor momento es ese.

    Si abres un blog pensando en tener muchísimo éxito y visitas y no lo consigues te frustraras, pero como tu dices hay que ser realista. Yo puse un ejemplo hace poco en mi blog. Es parecido a empezar a correr y pensar que en un mes podrás ganar una maratón. Es imposible…y con un blog es igual. Conseguir que tu blog tenga muchos lectores es una cuestión de paciencia y sobre todo de disfrutarlo tú mismo.

    Obviamente mola tener lectores. Las visitas son otra cosa. Para conseguir visitas hay mil trucos: posicionamiento, hora de publicación, llenar tu post de palabras que van a salir en Google etc.

    Conseguir que las visitas se conviertan en lectores es una carrera de fondo y tiene que gustarte correr por el simple hecho de correr contigo mismo. Ahí está la satisfacción o lo está para mí.

    Perdón por el rollo.

    Publicado por molinos | 8 octubre, 2013, 6:49 AM
    • Hola de nuevo Molinos.
      Coincido contigo en que el mejor momento es sentarte a intentar plasmar la idea.Yo disfruto mucho cuando doy a “vista previa” y veo la entrada totalmente formada. Tengo un cuaderno en donde apunto ideas. Me encanta escoger una de ellas y desarrollar otras que nada tienen que ver con la inicial, y a partir de ellas escribir una entrada. Hace poco me pasó con Yo, Coltrane.
      Seguimos en la carrera…

      Publicado por Diego | 8 octubre, 2013, 2:51 PM
  9. Estoy de acuerdo con vosotros. El blog es una carrera de fondo que implica mucho trabajo y tiene pocas recompensas. Nosotros tenemos un blog muy modesto, pero hemos alcanzado 60 mil visitas al mes tras tres años de dedicarle muchas horas.

    No es nada comparado con muchos blogs pero reconozco que la sensación de logro es un premio en si mismo: empezamos con apenas 1.000 visitas al mes hace 3 años, así que de repente sientes que leer un libro por semana para reseñarlo no es tan duro como antes.

    Coincido con Molinos, lo importante es disfrutar de lo que haces y puede (solo puede) que la recompensa en forma de visitas venga sola :-).

    Bitterblink

    Publicado por unlibroparaestanoche | 8 octubre, 2013, 8:42 AM
    • Vuestro caso me parece una excepción (una buena excepción). 60 mil visitas al mes es una pasada.
      En mi antiguo blog también empecé con mil visitas mensuales y fue subiendo como la espuma (tampoco mucho porque lo abandoné cuando cumplió un año). Sin embargo, este blog tiene menos visitas pero muchos más lectores, algo con lo que estoy realmente contento.
      Un placer teneros por aquí. Saludos

      Publicado por Diego | 8 octubre, 2013, 2:53 PM
  10. Lo importante es el camino… Creo que está muy bien analizado. Especialmente lúcida me parece la delimitación de razones y motores. Añadiría entre las obsesiones blogueras el cómputo de “me gustas” y comentarios, y una especie de código de seguimientos bastante interesante. Perdón, voy a extenderme: las plataformas de blogs cada vez insisten más en dotarlas con las características propias de redes sociales. Cuando yo comencé a escribir lo hice en La Comunidad de El País. Al cabo de poco tiempo tenía un volumen de seguidores muy amplio, todo el mundo comentaba, yo al tiempo seguía muchísimos blogs. Pasado un tiempo se establecieron vínculos de afecto con los autores, y hasta trascendieron las pantallas, quedando en eventos blogueros de carne y hueso, (beers and blogs), proyectos culturales y literarios que surgieron, amistades reales que han pasado a formar parte de mi día a día real- no virtual…. Pero pasó más tiempo todavía, y había quien se enfadaba si te comentaba y tú no correspondías, si escribía algo y no comentabas, etc… y se establecieron obligaciones implícitas de visitas y comentarios, comencé a presenciar tiranteces, luchas de egos, envidias… También ocurrió que me detuve a pensar y resulta que invertía tantas horas en leer, comentar en blogs ajenos y en contestar a quienes me habían comentado, que apenas me quedaba tiempo para escribir, que era precisamente la razón de mi blog. Cerré, hice borrón y cuenta nueva, y abrí otro en el silencioso mundo que era entonces WordPress, tratando de huir de la faceta de red social de la plataforma que usaba. Ahora huyo de compromisos: sigo a quien me gusta leer, independientemente de quién me siga y me lea a mí, y es un reducido número de personas porque tengo un tiempo limitado para leer. Si pincho me gusta es porque me gusta. Y procuro comentar poco, sólo cuando no me puedo reprimir -a pesar de esta muestra-. Pero leyendo y observando un poco, no puedo evitar apreciar una fuerte tendencia que supongo estará implícita en el ser humano, a establecer relaciones sociales, códigos de conducta, compromisos y amistades, que termina convirtiéndose también en motor.

    Publicado por patricia | 8 octubre, 2013, 12:26 PM
    • Estoy totalmente de acuerdo contigo. Se ha creado con los blogs una especie de red social con obligaciones implícitas, como bien dices. Yo también intento huir de obligaciones y, la verdad, es que leo muy pocos blogs, aunque ojeo bastantes. El tema de contestar a todos los comentarios y demás… yo siempre intento responder a todos, puesto que el que comenta ha dedicado su tiempo. Pero cuando ya hay muchos te repites y no merece la pena seguir echando la misma leña al fuego. En una ocasión leí a algunos blogueros que cerraron los comentarios porque pasaban más tiempo pendientes de ellos que del blog en sí.
      Gracias por el aporte, me ha parecido muy interesante.
      saludos

      Publicado por Diego | 8 octubre, 2013, 2:47 PM
  11. Me ha encantado tu frase de “La mayoría de los visitantes pasan la mirada por las entradas buscando algo que ni siquiera ellos saben qué es.” Estoy de acuerdo con ella al 110%, y me parece una de las claves de esto de ser blogguer.

    En lo que no coincido es en que parece que ves poca relación entre lectores y visitas, cuando yo creo que están relacionados intimamente. Desde luego un buen lector fiel y que comenta vale más que 100 visitas, pero sin visitas, no llegan los lectores.

    Llevo unos días, que por motivos de trabajo casi no puedo conectarme a internet, y cuando lo hago, la mayoría de las veces es con un móvil viejo que no me deja ni comentar, y gracias a eso, estoy viendo a quienes me he ganado realmente como lectores, y a quienes no.

    Finalmente, quería darte las gracias por citarme en tu blog, espero que sigamos en contacto. Un abrazo.

    Publicado por Palabra de Lost | 8 octubre, 2013, 8:12 PM
    • En el caso de tu blog es diferente la relación que puede haber entre visitas y lectores, puesto que se trata de un blog de consulta, es decir, que cualquier visita por buscador te vale, ya que esa persona estaba buscando justo lo que tú tratas en una de las entradas.
      Si miras unos comentarios más arriba podrás ver la diferencia entre visitas y lectores en un blog más “convencional”. Se trata de un bloguero que recibe decenas de visitas gracias a las tetas de Anna Gunn, cuando en su blog, evidentemente, no aparece Anna Gunn en topless (o al menos yo no la he visto).
      Otro ejemplo es mi antiguo blog. Tenía muchas visitas porque mis entradas podían servir a muchos chavales para hacer trabajos de literatura. No tenía muchos lectores, pero sí muchas visitas. Con lectores me refiero a un público fijo que siga tus entradas porque, por regla general, le interesa lo que dices. Recuerdo en una ocasión que tuve muchas visitas por búsquedas del tipo “anciana a cuatro patas” “anciana practicando sexo”…etc. La razón es que había escrito un relato sobre una anciana que caminaba con un andador. Lo titulé: “Amor a cuatro patas”. Todas esas visitas contabilizaban, claro, pero dudo mucho que gustara a los que llegaron a ella.
      Y de nada por citarte. Tu entrada me inspiró a mí. Era lo justo. abrazos

      Publicado por Diego | 8 octubre, 2013, 8:27 PM
      • Ahí le has dado, realmente de las visitas que normalmente pueda tener yo, por ejemplo, la mitad son gente que viene buscando cosas que ni por asomo encuentran, mucho porno por ejemplo, será cosa de usar mucho taco y mucha palabra soez.

        El ejemplo que pones es justo eso, por eso precisamente no me fijo en el número de visitas, cuando realmente son cuatro gatos que precisamente se notan mucho por el lado de red social que tiene esto de los blogs.

        Publicado por Dessjuest | 8 octubre, 2013, 8:43 PM
      • No había caído, en eso que dices. Aunque yo no lo tengo tan fácil. En mi blog, la gente llega, aprende algo, y se pira. Los que suelen quedarse son los blogueros, y la mayoría no están muy interesados en tecnología.

        En el tuyo si les llega una entrada, es mucho más fácil que lean otra, y otra más, y acaben siendo lectores fieles, porque con tu temática tienes más sencillo conquistarles.

        Publicado por Palabra de Lost | 8 octubre, 2013, 9:12 PM
  12. Escribo por que me gusta simplemente. En el blog escribimos dos personas aunque ahora escribo practicamente en solitario.
    Realmente me leen poco pero con tener seguidores sinceros me conformo.
    Saludos

    Publicado por Lorena y efeefe | 9 octubre, 2013, 9:21 AM
  13. Todo un tema, Diego. ¿Por qué uno escribe? y ¿Cómo evaluar el “éxito” de un Blog? En lo personal, yo escribo para aclararme, no para enseñar. Aprendo muchísimo escribiendo; igual que aprendía en la Universidad cuando era yo el que dictaba clase. Eso ya representa para mí un “éxito”. Otra cosa es cómo saber si un Blog va bien. Me da la impresión que el número de visitas es proporcional al contenido (en cantidad y tipo) pero no a su calidad. Los seguidores… se pudieron haber suscripto en algún momento y luego ya no interesarles lo que haces. Los comentarios me parecen una buen pauta… pero ya sabes, no hay un método objetivo para determina el “éxito” de un Blog. Lo único importante es disfrutarlo. Un abrazo, G/

    PD: by the way, ya tienes mi voto para el Blog Literario 2013… Suerte!

    Publicado por Gustavo Ariel Schwartz | 29 octubre, 2013, 10:21 PM
    • Muchas gracias, por el voto y por pasarte de nuevo por aquí.
      En general coincido contigo, pero sobre todo en escribir para aclararme y aprender. Muchas veces busco información, otras sencillamente me dejo llevar por impresiones, reflexiones… y de las dos formas aprendo. Con una porque leo, y con otra porque pienso sobre lo que ya creía tener una opinión clara. En fin… que lo mejor es disfrutar haciendo lo que uno hace, y en el momento en que ese mínimo no se alcance, pasar página.
      abrazos

      Publicado por Diego | 29 octubre, 2013, 10:30 PM
  14. Yo escribo para mí, porque disfruto con ello, otras veces porque lo necesito, o porque me ayuda a pensar, me hace recordar y también me libera de lastre. También es cierto que, es la única manera que tengo de pulsar la tecla de “Publicar”, pensar que lanzo mi entrada al espacio infinito, a veces con la esperanza de que nadie la lea. También sé que hay mucha gente a la que le gusta “pinchar”, pero no leer, por tanto, en cuanto ven una entrada larga, no la leen. No me interesa que el blog sea un panfleto publicitario. Te felicito por esta entrada y por otras que estoy leyendo. Tu blog es de los mejores que he leído. Un saludo. Livia.

    Publicado por liviadeandres | 10 noviembre, 2013, 10:30 AM
    • Muchas gracias Livia.
      En efecto, mucha gente pasa y no lee, de ahí que haya que diferenciar entre lectores y visitas. Tener lectores fijos y que se interesen por lo que publicas es bastante difícil (creo), además de requerir de una buena dosis de paciencia y humildad.
      un saludo

      Publicado por Diego | 10 noviembre, 2013, 11:06 AM

  15. Números, cifras… me has recordado un pasaje de El Principito:
    (…) A los mayores les gustan las cifras. Cuando se les habla de un nuevo amigo, jamás preguntan sobre lo esencial del mismo. Nunca se les ocurre preguntar: “¿Qué tono tiene su voz? ¿Qué juegos prefiere? ¿Le gusta coleccionar mariposas?”. Pero en cambio preguntan: “¿Qué edad tiene? ¿Cuántos hermanos? ¿Cuánto pesa? ¿Cuánto gana su padre?”. Solamente con estos detalles creen conocerle. Si les decimos a las personas mayores: “He visto una casa preciosa de ladrillo rosa, con geranios en las ventanas y palomas en el tejado”, jamás llegarán a imaginarse cómo es esa casa. Es preciso decirles: “He visto una casa que vale cien mil pesos”. Entonces exclaman entusiasmados: “¡Oh, qué preciosa es!”.

    Lo importante, y es sólo una humilde opinión personal, es estar satisfecho con lo que uno hace. Eso debería bastar.

    Me quedo con tu frase: El ansia por alcanzar la meta acaba con todos los proyectos.
    Realmente buena.

    Felicidades por tu espacio D.
    Un saludo!!

    Publicado por Pau | 27 noviembre, 2013, 4:24 PM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: