//
estás leyendo...
Montaña y deporte, Reflexiones, Visual

¿Vives la vida o solo la conservas? Un apunte sin trascendencia

Dos noches y un tema de conversación recurrente: ¿Vives la vida o solo la conservas?

La discusión surgió a raíz de la escalada en solo (sin cuerdas) que realizó Alex Honnold el pasado 15 de enero en el Potrero Chico, México. Se trata de una vía de 500 metros – con 11 de sus 15 largos comprendidos entre el 7a+ y el 7c – considerada (ahora que Honnold superó el reto) la escalada en solo más difícil de la historia.

Alex Honnold no recibirá medallas ni arneses de oro, no anunciará calzoncillos ni se echará gomina antes de realizar su siguiente escalada; tampoco le pararán por la calle ni será considerado el mejor deportista estadounidense. Él vive en una furgoneta y así continuará mientras tenga un sponsor que apueste por él. Con 28 años se dedica a viajar buscando nuevas paredes y entornos y experiencias y desafíos que le hagan vivir y no conservar su vida. Nosotros nos preguntábamos qué tipo de persona decide jugársela hasta el punto de que un error pueda acabar en tragedia, pero algunos dirán: «Habiendo cuerdas para qué sube sin ellas». No lo sé, y aunque tuviera la oportunidad de entrevistarle dudo que le preguntara por qué decide arriesgar su vida cuando puede jugar al fútbol, ver la televisión, beber cerveza y llevar una placentera vida de salón que, con poca suerte, se prolongará hasta que el aburrimiento acabe con ella.

Hay una idea que se nos inculca desde que nacemos: tratar de vivir muchos años. No sé si es correcto o incorrecto ese mantra, pero soy de la opinión de que por muchos años que vivas si nunca haces nada que te haga vivir al final de tus días te darás cuenta de que no has vivido.  Un carpe diem en toda regla. «Coged las rosas mientras podáis / veloz el tiempo vuela. / La misma flor que hoy admiráis, / mañana estará muerta…» que diría Walter White, digo Walt Whitman. Queda bonito de tatuaje, alternativo y rompedor, pero a la hora de la verdad asusta ver a una persona que decide coger la rosa para contemplarla antes de que el tiempo la marchite.

Yo no escalaría sin cuerdas. Lo tengo claro. No creo que mi rosa se haya perdido en una pared de México o Yosemite y la única manera de alcanzarla sea trepando en solitario. No obstante, aplaudo al que no le importa morir hoy, mañana, pasado o el mes que viene haciendo lo que le hace vivir. Le aplaudo por haber sido capaz de desprenderse de las cuerdas que le sujetan a la conservación del tiempo para escoger la vida sin adulterar.  Apuesto a que algunos de los que tachan de locos a estos vividores se plantearían de nuevo el debate si en vez de una tuviésemos siete vidas. Entonces la pregunta « ¿Vives la vida o solo la conservas?» se desnudaría ante nosotros y las paredes del mundo se llenarían de personas buscando su flor.

Anuncios

Acerca de Diego DZ

Madrid, 1988. Físico. En mis ratos libres corro y leo, también escalo y escribo.

Comentarios

21 comentarios en “¿Vives la vida o solo la conservas? Un apunte sin trascendencia

  1. Yo jamás escalaría sin cuerdas ni creo que hiciera nada potencialmente peligroso de ese tipo…pero conduzco todos los días 200 km, la mayoría de las veces en piloto automático. No es lo mismo, no tiene nada que ver, pero cada día, cada día soy consciente de que puede ser mi último día. Hace muchos años, 17 exactamente, aprendí que puedes morirte en cualquier momento, ahora mismo mientras escribo esto y desde entonces jamás he dejado de hacer algo pensando “ya lo haré más adelante” o “dentro de un año lo decido”….no voy por ahí haciendo el loco, pero no quiero tener la sensación jamás de “tenía que haber hecho, tenía que haber dicho”…No sé si esto es bueno o malo, pero no se hacerlo de otra manera…o a lo mejor sí, pero me da tanto miedo pensar que mañana puedo morirme y pensar en el último segundo “tenía que…” que no me lo permito.

    Me he puesto un poco trascendente la verdad…Buenos días.

    Publicado por molinos | 25 febrero, 2014, 8:26 AM
    • El caso de este chico es excepcional. Poca gente necesita hacer algo tan arriesgado para no arrepentirse de no haber practicado su pasión. Es justo lo que dices: no vas a escalar sin cuerdas pero tienes otras motivaciones (igual de fuertes) que te hacen vivir. Claro que no todo el mundo tiene que hacer puenting, salto base o alpinismo para sentirse vivo, pero suele haber mucha crítica al que se arriesga demasiado (y la mayoría de las veces procede de gente que no se atreve a vivir).
      Buenos días 🙂

      Publicado por Diego | 25 febrero, 2014, 9:25 AM
  2. Pues yo tengo sentimientos contradictorios al respecto, respeto que cada uno haga lo que le salga de las narices, faltaría más,pero es como cuando, por poner un ejemplo, un toro pilla a alguien en el encierro de San Fermín y se vende como una tragedia enorme, a mí no me pasa, es decir, que si como adultos decidimos hacer algo debemos tener en cuenta las consecuencias, a todos nos gusta el peligro en diferentes medidas, pero evidentemente yo jamás haría este tipo de cosas, no me hacen sentirme realizado y lo dicho antes, si por hacer cosas de esas la palmo a mi me da igual, pero dejo dos huérfanas.

    Abrazos.

    Publicado por Dessjuest | 25 febrero, 2014, 9:21 AM
    • Has dado en el punto más importante. Me parece que pensamos más en el resto que en nosotros mismos, sobre todo porque somos personas y es normal que nos preocupe (en tu caso, por ejemplo) dejar sin padre a dos niñas. Aunque estoy de acuerdo, eso no deja de enmarcarse dentro de “conservar la vida”. Quise añadir al título “un apunte sin trascendecia” porque no me he querido meter en terrenos complicados como el que comentas. Es cierto que suena negativo “conservar la vida”, pero cuando decides compartirla o tener hijos, un porcentaje de tu vida deja de ser tuyo y lo normal es que busques una felicidad compartida y no personal.
      Con el caso de Alex Honnold he querido llevar el debate hasta el extremo, pero el fondo del asunto no es otra cosa más que disfrutar con lo que te hace vivir (escribir un blog, salir a correr, ver el ciclismo…, estar con tus hijas, salir con los amigos, escalar sin cuerdas…Cada uno con lo suyo).
      un abrazo

      Publicado por Diego | 25 febrero, 2014, 9:43 AM
      • Claro, pero es que todo va unido, hoy en día nadie te obliga a ser padre, pero si lo eres debes serlo con todas las consecuencias, una de ellas es por ejemplo eso, ser consciente que hasta que sean mayores dependen de tí, es por ello por lo que no entiendo que un padre, o una madre, con niños pequeños se metan en un encierro por ejemplo, que tienen derecho a sentir la adrenalina y lo que quieran sentir, pero coño, que previamente has adquirido una responsabilidad, y de las gordas.

        Hay cosas que entiendo, un bombero, su profesión tiene ciertos riesgos, pero es tu profesión, vas a apagar un fuego en el monte y mueres, pues una putada, lo que quiero decir con esto es que si, que cada uno tiene derecho a vivir su vida como le de la gana, pero hay que ser consciente de las circunstancias.

        Pero en fin, que uno es un poco carca 😀 esto me lo cuentas hace 20 años puesto hasta arriba de marijuana y al que se niegue a subir paredes asi como el mozo este le llamo nenaza.

        Publicado por Dessjuest | 25 febrero, 2014, 9:51 AM
      • Las cosas supongo que cambian con la edad.No creo que dentro de 20 años Alex Honnold siga subiendo sin cuerdas teniendo una familia o ciertas responsabilidades.
        Hay un reportaje por ahí en el que entrevistan a su madre. La pobre mujer lo pasa mal (y Honnold también), pero bueno, dice que confía en él y que si es lo que le gusta…

        Publicado por Diego | 25 febrero, 2014, 10:32 AM
      • Perdón que me meta…pero puede no ser cuestión de la edad. ¿Cuántos años tenía el chalao que saltó desde no se cuantos kilómetros hace un par de años? ¿Felix no se qué? Tampoco lo entendí, si se hubiera matado…no me hubiera valido “que desgracia y qué mala suerte”. No es mala suerte arriesgar tu vida y morir. Mala suerte es un accidente.

        En fin…que obviamente tengo más posibilidades de morir como Gandolfini que como Alex Honnold…

        Publicado por molinos | 25 febrero, 2014, 10:35 AM
      • Cuestión de edad no sé, si no más bien de responsabilidades. Lo normal es que con la edad se incrementen las responsabilidades. No es lo mismo tener 28 años, vivir en una furgoneta y dedicarte a escalar por ahí, que tener hijos que mantener o responsabilidades que te obliguen (hasta cierto punto) a cuidarte un poco más.
        El salto de Felix Baumgartner no me pareció tan peligroso como escalar sin cuerdas. Dentro de la locura, estaba todo controlado y había tenido una preparación (física y mental) de dos años. Aun así…
        De todos modos, los que escalan sin cuerdas no miran una pared y dicen: ¡Venga, pa’ arriba! Practican, memorizan los movimientos e intentan minimizar el riesgo. No actúan por impulsos. Quiero decir que al final todo el mundo desea vivir, está claro, y se hace lo posible porque el desenlace no sea la muerte.
        Me he acordado de Dan Osman (http://www.youtube.com/watch?v=mD3Rn0TQbYA) Curiosamente murió por el cruce de dos cuerdas en una especie de puenting. Practicó la escalada en solo y al final la muerte se lo llevó cuando se ató a unas cuerdas.

        Publicado por Diego | 25 febrero, 2014, 11:02 AM
  3. Hola Diego,
    Te dejo mi modesta opinión.
    Yo creo que lo más importante es vivir la vida de la forma que a ti te haga más feliz y te ayude a cumplir tus expectativas: Que por supuesto, son muy diferentes en cada caso.
    Por lo demás, los deseos de cada uno son respetables en todos los casos. Cuando vuelves la vista atrás si ves tu vida realizada de la manera que has elegido, pues… no hay nada mejor.
    Un abrazo de tarde…

    Publicado por María | 25 febrero, 2014, 5:47 PM
    • Hola María.
      En efecto, lo importante es estar contento con lo que uno hace y ser consciente de que los actos serán repasados al cabo de los años. Nadie quiere echar la vista atrás y arrepentirse de todo aquello que no hizo pero le hubiese gustado hacer.
      abrazs

      Publicado por Diego | 25 febrero, 2014, 9:05 PM
  4. Sí que es un poco cuestión de edad porque cuando eres muy joven te crees casi inmortal pero, a medida que pasan los años no sólo ya no tienes esa percepción sino que sientes lo frágil que es la vida y no te apetece nada darle oportunidades a la muerte que ya vendrá ella solita. Ahora, en lo de que cada uno haga lo que más felicidad le de, sea escalar sin cuerdas o ver las nubes pasar pues ahí sí estoy de acuerdo. Saludos.

    Publicado por evavill | 25 febrero, 2014, 6:43 PM
    • No te puedo decir porque yo soy muy joven. Es cierto que recuerdo alguna cosa que hice cuando era más pequeño y ahora no la volvería a hacer, o al menos no sin tomar más medidas de seguridad adecuadas.
      Pero por lo que dicen y veo, la edad siempre te ad una perspectiva diferente del peligro.
      Saludos

      Publicado por Diego | 25 febrero, 2014, 9:07 PM
  5. Hay muchos que arriesgan su vida a diario. Unos lo hacen por necesidad, para poder subsistir, otros arriesgan su vida por satisfacción personal, fama, dinero o por las tres cosas a la vez. Algunos de estos son reconocidos y famosos, reciben premios y reconocimientos. El percebeiro no es un héroe y, especialmente cuando hay temporal, su trabajo es puro peligro. También hay quienes piensan que la vida no vale la pena vivirla en determinadas condiciones y emprenden un viaje lleno de aventuras: atraviesan desierto, tratan de sobrevivir a las mafias, a la fatiga, a la sed y al hambre; saltan fronteras entre cuchillas y el hostigamiento de la policía y, con embarcaciones de juguete, se lanzan al mar. Todos estas personas son héroes sin medallas ni reconocimiento, más bien todo lo contrario y sin embargo….

    ¿Vives la vida o solo la conservas?, nos preguntas. Supongo que en determinadas condiciones hay que arriesgarla para conservarla.

    Publicado por Juan | 25 febrero, 2014, 7:50 PM
    • Por supuesto que en determinadas condiciones hay que arriesgar la vida para conservarla. No hay nada peor que buscar la conservación de la vida en vez de disfrutar de ella. Lo triste es que la norma general sea ésta y no la libertad de plantearse cómo vivir, qué hacer y cuándo arriesgarse una vez cubiertas las necesidades básicas.
      Buena apreciación. Gracias Juan.

      Publicado por Diego | 25 febrero, 2014, 9:03 PM
  6. “No sé si es correcto o incorrecto ese mantra, pero soy de la opinión de que por muchos años que vivas si nunca haces nada que te haga vivir al final de tus días te darás cuenta de que no has vivido.”Creo que has dado en el clavo en con esta idea.
    Yo no subiría sin cuerda, creo que esa pared no es lo último de tu vida, hay muchas más cosas que merecen ser vividas y disfrutadas. Subir sin cuerda es un riesgo demasiado grande para no ver nada más.
    Un saludo y enhorabuena

    Publicado por Chema | 27 febrero, 2014, 1:47 AM
    • ¡Cuánto tiempo Chema! 🙂
      Evidentemente la escalada en solo satisface a muy pocas personas. Es demasiado peligroso y, como bien dices, hay muchas más cosas que merecen ser vividas. Sin embargo, para los que los practican, suele ser común escucharles decir “La escalada es mi vida” “Esto que hago es un estilo de vida”. Lo mismo no harían puenting o se tirarían en paracaídas por considerar que si algo falla se perderían lo único que para ellos es valioso…
      Un abrazo

      Publicado por Diego | 27 febrero, 2014, 8:28 AM
  7. Duro, difícil y… hermoso. Supongo que es cuestión de prioridades y elecciones, y de la idea de la vida (qué, para qué, por qué, cómo, con quién…etc.) que tengamos, de ahí que no entendamos alguna de esas decisiones. En cualquier caso, conocerlo y saberlo nos ensancha la vida.

    Publicado por Rodrigo | 2 marzo, 2014, 10:29 AM
    • Al final cada uno entiende la vida de una manera y barajando sus prioridades actúa de una manera u otra. Estos casos son admirables (quizá por la valentía o por querer saber qué se siente en esa situación) pero para la mayoría no son necesarios para vivir.
      Prioridades al fin y al cabo.

      Publicado por Diego | 2 marzo, 2014, 6:08 PM
  8. ¡Increíble! A parte de mostrarnos una muy interesante (¡pero peligrosa afición!) nos has llevado a reflexionar un momento.

    Gran entrada.

    Saludos desde Ecuador.

    Publicado por martincx | 16 marzo, 2014, 7:30 PM

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: ¿Vives la vida o solo la conservas? Un apunte sin trascendencia - 31 agosto, 2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: